Compliance y ética: muy presentes en la agenda de los ejecutivos mundiales

Como cada año PwC ha consultado a una serie de altos ejecutivos, en este caso 1409 ejecutivos de 83 países diferentes sobre diversas cuestiones y los resultados se han publicados en la «19th Annual Global CEO Survey» que fue presentada en Davos en el Foro Económico Mundial hace pocos días.
Los resultados son bastante concluyentes respecto de la creciente importancia que los ejecutivos le otorgan al cumplimiento y la ética en los negocios. De hecho el propio Presidente de PwC, Dennis Nelly, indica que “Un importante número de CEO reconoce la necesidad de situar los valores y el sentido de propósito en el centro de sus estrategias”, asegura el Presidente de PwC, Dennis Nelly.
Quizás el dato más relevante, a estos efectos, de la encuesta es que el 55% de los CEO a nivel global muestran su preocupación por la falta de confianza en el ámbito de los negocios. Esta cifra es sumamente significativa, puesto que se ha incrementado en 22 puntos porcentuales desde el año 2013, sin duda la preocupación que más se ha incrementado para los ejecutivos.
Otro de los datos significativos que se pueden extraer de la encuesta es que también el 55% de los CEO consultados muestra su preocupación por las prácticas de corrupción y de soborno en los negocios. También esta magnitud ha cobrado importancia en los últimos años, ya que ha pasado de un 41% en 2013 a este 55% en 2016.
Un último dato importante que queremos reseñar de esta encuesta es que el 76% de los CEO cree que el éxito en los negocios no se ciñe exclusivamente a la rentabilidad financiera, sino que abarca otros aspectos. En línea con este dato se encuentra, el 84% de los altos ejecutivos encuestados ha manifestado que cree que las personas relacionadas con las empresas (accionistas, clientes, proveedores, etc.) esperan que las empresas cubran más amplias expectativas, que el mero beneficio económico.
Sin duda, nos encontramos ante un movimiento imparable de la sociedad en general, que exige a las empresas que mantengan un comportamiento que no sólo se ajuste a la normativa vigente en cada momento, sino un más alto estándar de compromiso ético por su parte.