Delitos penales en el mundo empresarial

 

¿Tiene usted una empresa? ¿Sabe que el código penal establece que como persona jurídica puede ser penalmente responsable de los delitos cometidos, en nombre o por cuenta de la misma, y en su provecho, por sus representantes legales y administradores de hecho o de derecho?.
Desde la última reforma del código penal en 2015, las empresas españolas son más conscientes de lo importante que es tener un buen sistema de gestión de Compliance Penal.

En el día a día las empresas realizan multitud de transacciones y operaciones. Pero, ¿se ha parado alguna vez a pensar que delitos penales podrían cometer sus trabajadores en su trabajo diario?.
A continuación podemos ver brevemente alguno de los delitos susceptibles de cometerse en el caso de que no se haya ejercido el debido control sobre los empleados y no se haya informado previamente de los riesgos.

Estafa y falsificación (art.249 y 399 bis): la legislación recoge que pueden cometer estafa por ejemplo las personas que con ánimo de lucro, usen tarjetas bancarias o cheques de viaje en perjuicio de su titular o de un tercero y se regula su falsificación.
Fraude información financiera (art.282 bis): Prisión de hasta seis años para el administrador de una sociedad emisora de valores que falsee información con el fin de captar inversores, financiarse o colocar activos.
Daños informáticos (art.264): Borrar, dañar o hacer inaccesibles datos o programas así como acceder sin autorización y vulnerando la seguridad a datos de un sistema informático.
Corrupción en los negocios (art.286): Directivo, administrador, empleado o colaborador de una empresa, que por sí o por persona interpuesta, reciba, solicite o acepte un beneficio o ventaja no justificados de cualquier naturaleza, para sí o para un tercero, como contraprestación para favorecer la adquisición o venta de mercancías, o contratación de servicios o en las relaciones comerciales.
Contra el secreto de empresa (art.278): Para descubrir un secreto de empresa, apoderarse por cualquier medio de datos, documentos escritos o electrónicos, soportes informáticos u otros objetos que se refieran al mismo y revelar dicha información sin consentimiento del titular.
Fraude a la Hacienda Pública (art.305): Eludir pagos de tributos, cantidades retenidas, obtener indebidamente devoluciones o disfrutar de beneficios fiscales cuando la cantidad defraudada exceda los 120.000€.
Contra los recursos naturales y el medio ambiente (art 325): Provocar, realizar directa o indirectamente emisiones, vertidos, radiaciones, extracciones o excavaciones, aterramientos, ruidos, vibraciones, inyecciones ó depósitos, en la atmósfera, el suelo, el subsuelo o las aguas terrestres, subterráneas o marítimas, captaciones de aguas que, pueda causar daños sustanciales a la calidad del aire, del suelo o de las aguas, o a animales o plantas.
Blanqueo de capitales (art.301): La persona que con ánimo de lucro y con conocimiento de la comisión de un delito contra el patrimonio o el orden socioeconómico, en el que no haya intervenido ni como autor ni como cómplice, ayude a los responsables a aprovecharse de los efectos del mismo, o reciba, adquiera u oculte tales efectos, estará cometiendo un delito de blanqueo de capitales.
Estos son algunos de los delitos que pueden materializarse en su empresa. La mejor forma de prevenirlos es contar con un programa de cumplimiento normativo (Compliance) adaptado a sus necesidades.